top of page
Adultos
Hombre con los auriculares

Personas adultas

  • Sientes que ya no te importan las cosas que antes importaban.

  • Te sientes perdido/a,.

  • Vives con miedo y angustia.

  • Tu cabeza no para de pensar, le das mil vueltas a cosas que te  obsesionan, a pesar de tus intentos de no pensarlo,  no puedes salir de ese bucle. 
  • Sientes el impulso de realizar acciones repetitivas para intentar hacer callar a tu cabeza.
  • Tienes una relación insatisfactoria con la comida: te asusta comer o te obsesiona la comida
  • Te sientes incqpaz, inferior a otras personas, te comparas, te criticas constantemente y tienes problemas de autoestima.

  • Actúas impulsivamente y sientes que has perdido el control.

  • Has sufrido una pérdida, una ruptura de pareja, un divorcio o la muerte de un ser querido o de tu mascota.

  • Estás o has estado expuesto/a a situaciones traumáticas o con un elevado nivel de estrés.

  • Tienes alguna enfermedad asociada a factores emocionales de tipo psicosomático.

  • Tienes dificultades en tus relaciones interpersonales.

  • Estás sufriendo emocionalmente y sientes que tus esfuerzos y recursos personales son insuficientes.

  • Estás bloqueado/a y no sientes nada.  Has perdido la ilusión, solo sientes  apatía y desesperanza.

Infancia, Adolescencia

& Familia

  • Tu hijo/a sufre o ha sufrido acoso escolar.

  • Tiene problemas de conducta.

  • Miedos infantiles.

  • Tu hijo/a ha sido víctima de abuso y/o maltrato infantil.

  • Tiene una relación insana con la comida: bulimia, anorexia, obesidad...

  • Estás teniendo dificultades con la crianza de tus hijos/as.

  • Te preocupa que tu hijo/a esté enganchado a las nuevas tecnologías (móviles, redes sociales, videojuegos...).

  • Le cuesta aceptar los límites y tiene problemas para manejar su enfado.

  • Sospechas que puede estar atravesando una depresión.

  • Tiene  ansiedad.

  • Tiene problemas de autoestima o inseguridad.

Viaje familiar en bicicleta
Infancia & Familia
Pareja

Pareja

  • Si estáis pasando por una crisis de pareja y tenéis dudas sobre la continuidad de la relación.

  • Si tenéis problemas en vuestra comunicación: discusiones frecuentes, dificultad para entenderos, falta de comunicación... 

  • Si os sentís cada vez más lejos de la otra persona.

  • Si ha habido una infidelidad que no habéis podido superar, si hay falta de confianza o celos excesivos. 

  • Si uno de los dos manifiesta dependencia emocional o miedo al compromiso.

  • Hay problemas con la familia de origen, o estrés por la llegada de los hijos/as.

  • Existen dificultades con la sexualidad

  • Si necesitáis ayuda en el afrontamiento de circunstancias difíciles que han puesto a prueba vuestra relación: como la aparición de una enfermedad, una pérdida importante, problemas graves con un hijo/a.

  • Si necesitáis mediación psicológica en un proceso de separación. 

  • Queréis mejorar vuestra relación de pareja y trabajar por mejorarla y hacerla más satisfactoria y saludable. 

Pareja
bottom of page