top of page

¿Te gustaría vaciar tu mochila emocional?

Puente de madera caminando

El primer paso 

Algo va mal. Necesito hacer algo y no puedo hacerlo solo. Un montón de piedras cargan mi mochila, está llena de un enorme pesar, ansiedad, desesperanza, malestar, un terrible sentimiento de culpa y un miedo atroz. Decido pedirle ayuda a ella y siento una extraña conexión. Algo me dice que ella es la persona que caminará conmigo por la abrupta montaña y que me tenderá la mano en cada subida y en cada caída.

Camuflaje

El secreto

 

El final está cerca y estoy muy cansado. Ella se sienta a mi lado, me acerca la mochila y me dice: "Esta mochila es parte de ti. Tú sabes qué objetos llevar y en qué cantidad eliges llevarlos contigo."

Toma entre sus manos una preciosa caja y me dice: "Esta es la caja de la sabiduría. Te contaré mi último secreto,  la caja de sabiduría no es mía, es tuya. Estaba entre tus cosas, el primer día de viaje, me ocupé de ponerla a salvo"

La mochila 

Abro mi mochila, llevo piedras y muchos objetos, pesa demasiado. En cambio, no encuentro las cosas importantes que guardé hace tiempo . Ella  me ayuda a buscar. Escondidos entre grandes piedras, encuentro varios libros, un reproductor mp3 y fotos de mi familia y amigos. Ahora sé que todo el mundo escala sus propias montañas.

Decido quitar algo de peso, saco algunas piedras y un escudo de acero muy pesado. Prosigo el camino aliviado.

Observando la naturaleza

La transformación

 

Entonces vacío mi mochila  y  guardo en ella sólo las cosas importantes: una caja de cerillas,  una botella de agua y mi mantita para las noches más frías. Guardo mis libros, mi música y me siento feliz; también las fotos de mi familia y amigos y siento amor. Guardo mi caja de la sabiduría, me cuelgo la mochila y noto una gran ligereza,  puedo flotar con cada zancada. 

pausa de descanso
Escalador

Fin del camino, un nuevo viaje

 

Así llega el final de mi viaje, en la cúspide de la montaña, cojo la caja de sabiduría y sujetándola firmemente le digo a ella:
“Tú y yo conocemos el secreto de esta caja, pero hay gente que no lo sabe todavía. Por favor, sigue entregándosela a tantas personas como puedas”
En la cúspide de la solemne montaña nos damos un fraternal abrazo y continuamos descendiendo cada uno por una vertiente distinta.

La caja de los Sherpas

Escrito por A.

Gracias por escribirlo y regalarme este tesoro

bottom of page